lunes, 18 de junio de 2007

LA CUERDA LARGA - 2005

























Plano del Recorrido con perfil de la marcha, tiempos y desniveles.

CUERDA LARGA

28 de Mayo de 2005

Posiblemente la travesía más clásica de la sierra madrileña siempre adornada durante los meses fríos por un blanco manto de nieve. Recorrido majestuoso que asciende a siete cumbres principales de más de dosmil metros de altitud entre las que se encuentran La bola del mundo, Las Cabezas de Hierro o La Najarra. Balcón con vista privilegiada sobre el valle del Lozoya en una ladera y sobre el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares en la otra. El poderoso influjo de la Cuerda Larga estimula constantemente a cientos de montañeros que la miran desde sus hogares con admiración viendo en ella quizás la aventura del próximo domingo.
Travesía en el Sistema Central, objetivo ambicioso, Cuerda Larga es nombre propio en la sierra de Guadarrama y lo es por su grandiosidad, por la gran atracción que ejerce sobre el montañero, porque todos los años permanece varios meses cubierta de nieve recordándonos que ella también fue montaña joven, porque en su cumbre aún se puede respirar aire puro, porque durante años muchas personas han forjado en ella su espíritu aventurero. Cuerda Larga está ahí para ser ascendida, para ser recorrida, para ser protegida, para ser querida.
La Cuerda Larga es el grupo de cumbres que se alinea entre dos famosos puertos de montaña, el de Navacerrada y el de Morcuera. Limita al norte con el valle del río Lozoya y al sur con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Casi 20 km. de cordal, visible en los días claros desde la capital, conforman una de las travesías más clásicas de la Sierra de Guadarrama. Practicable en cualquier época del año nos ofrece en invierno el abanico más amplio de actividades: montañismo invernal, esquí de travesía, travesía en raquetas, e incluso bicicleta de montaña extrema.
¿Quién no ha subido a la Bola del Mundo?. De una u otra manera, Cuerda Larga es el gran conocido de "la Sierra" y ha sufrido en sus carnes dolorosas dentelladas procedentes del salvaje e imparable animal que es el interés económico. En sus laderas y cumbres conviven desde dos estaciones de esquí, hasta un repetidor de televisión y una guarnición del ejército. Sin embargo Cuerda Larga "se defiende" utilizando las armas con que ha sido dotada por la naturaleza, esto es, parajes sencillamente únicos en la geografía española:
· En su ladera sur nace el río Manzanares que bastante más deteriorado, cruza la ciudad de Madrid a poca distancia; el descenso de este río desde el Ventisquero de la Condesa hasta llegar a Manzanares el Real está ganando en popularidad día tras día. También en esta ladera se encuentra la Pedriza del Manzanares, lugar único y eternamente agradecido a la protección que Cuerda Larga le brinda; su acceso más tradicional se sitúa a la altura del collado de las Zorras o Asómate de Hoyos por donde llegaremos al circo de la Pedriza Posterior a través de los collados de Matasanos y del Miradero. La Maliciosa(2.227m) por su cercanía es el gran centinela de la Cuerda Larga, separada de ella por el collado del Piornal donde discurre un cómodo sendero que la une al Alto de las Guarramillas, presenta en su escarpada ladera sur dos de los accesos más interesantes a la Cuerda Larga: la Barranca de Navacerrada y la Sierra de los Porrones.
En su ladera norte hay que destacar varios aspectos. El primero lo constituyen dos lugares golpeados por la existencia de las estaciones de esquí, los Tubos de Rioseco y la Loma del Noruego; ambos nos sitúan en el Alto de Guarramillas, más conocido como la Bola del Mundo. El segundo, llamado el Valle del Silencio sin duda por oposición a su vecino Valdesquí, presenta uno de los recorridos más bellos de "la Sierra", las laderas norte de Cabezas de Hierro y Valdemartín. Por último, el Barranco del Purgatorio y su famosa cascada, nos ofrece las cumbres de Bailanderos y la Najarra.

LA TRAVESÍA
La travesía integral de la Cuerda Larga es un "largo objetivo" que nos permitirá ascender a ocho dosmiles principales junto con sus respectivas cumbres secundarias y collados: Guarramillas(2.262m), Valdemartín(2.279), Cabezas de Hierro Menor(2.365m) y Mayor(2.383m), Loma de Pandasco(2.238m), Asómate de Hoyos(2.230m), Bailanderos(2.126m) y la Najarra(2.106m). Lo más habitual es realizar la travesía en el sentido Navacerrada-Morcuera por ser las alturas principales las que aparecen antes, para ir menguando junto con las fuerzas de cada uno, a lo largo del recorrido. La orientación del recorrido es Oeste-Este, fácil de seguir porque transcurre siempre por la línea de cumbres, también llamada cordal.
Como ya hemos dicho, comenzaremos nuestro itinerario en el puerto de Navacerrada a 1.860m sobre el nivel del mar. Nuestro primer objetivo es ascender el mayor desnivel de todo el recorrido, 402m nos separan de la cumbre del Alto de Guarramillas, más conocido como la Bola del Mundo con 2.262m. Para ello utilizaremos la pista asfaltada que en esta época suele estar completamente cubierta por nieve, cuyo inicio lo encontraremos subiendo desde el pueblo de Navacerrada, cogeremos el desvío hacia el puerto de Cotos y entraremos en el aparcamiento principal del puerto de Navacerrada. Justo detrás del último edificio arranca nuestro camino en fuerte pendiente desde el principio, en pocos metros veremos la estación inferior del telesilla que sube a la Bola del Mundo; por el lado izquierdo de éste asciende nuestra pista y en una hora de subida y revueltas continuas nos dejará en la cumbre junto a los "cohetes" de la famosa instalación de TVE. Antes del Alto de Guarramillas se hayan dos cotas secundarias de 2.179m y 2.225m a las que accederemos cómodamente si deseamos coleccionar los dosmiles del recorrido. Desde la Bola del Mundo se aprecia claramente la cercana Maliciosa(2.227m) y el collado del Piornal que nos daría paso a su cumbre.
Primer descenso de la travesía hasta llegar al collado de Guarramillas(2.161m) en 15 min. Se dice que unos metros más abajo de este lugar nace el madrileño río Manzanares por la unión del arroyo de la condesa procedente del Ventisquero de la Condesa, y el arroyo del Cuerno procedente del Cerro de Valdemartín. Desde aquí ascenderemos paralelos a una pista de esquí a nuestra izquierda hasta llegar a una caseta de la que sobresale un poste metálico donde la pendiente se suaviza depositándonos en la parte más alta de la alargada cumbre del Cerro de Valdemartín(2.279m) en 20 min. En este lugar se disfruta de una grandiosa vista de la Cuerda Larga. La Bola del Mundo comienza a alejarse, hecho éste que nos acompañará durante casi todo el recorrido, y aparecen a la vista las Cabezas de Hierro, segunda y tercera cumbre en altitud de la Sierra de Guadarrama después de Peñalara, también visible desde este lugar en dirección norte.
CABEZAS DE HIERRO Y LA LOMA DE PANDASCO
A continuación descenderemos en 20 min. a un lugar muy interesante de la ruta, el collado de Valdemartín. Podremos disfrutar del silencio que aporta el ambiente montañero que se respira, podremos admirar el gran ventisquero que forma todos los inviernos el frío viento del norte, la sombría ladera norte de Cabezas de Hierro, además de contemplar lo que será la segunda subida importante de la jornada, 217m distribuidos en tres fases de una pendiente que se hace larga hasta la rocosa cumbre de la Cabeza Menor(2.365m), 55min. Excelente mirador del valle del silencio y del final de la pala central de la cara norte de Cabezas de Hierro, una pala de nieve en forma de embudo visible desde el macizo de Peñalara que constituye una de las ascensiones más interesantes de Guadarrama. Tras echar un leve vistazo hacia atrás y ver el camino andado, crestearemos hasta llegar al collado de las Cabezas en escasos 5 min., para subir a continuación al techo de la Cuerda Larga y por tanto de nuestro recorrido, Cabeza de Hierro Mayor(2.383m) en otros 10 min.(vértice geodésico). Este hecho nos animará bastante pero no debemos perder mucho tiempo porque aún no hemos alcanzado el ecuador del recorrido y ya llevamos 3h andando.
Emplearemos 25 min. en recorrer la larga meseta cimera y descender con algo de pendiente hasta el collado de los Vaqueros, característico por la peña del mismo nombre que allí se encuentra, disfrutando de inmejorables vistas sobre el valle de Lozoya a nuestra izquierda, las intrincadas agujas de la Pedriza y la hondonada de la Nava a nuestra derecha, y la larga cuerda que nos queda por transitar. Delante más de 2 km. para subir escasos 19 m hasta la cota más alta de la Loma de Pandasco(2.238m) y bajar 61m hasta el collado de las Zorras. Interminable trecho que nos llevará 1h fijando la proa en la siguiente cumbre que es Asómate de Hoyos, superando en este tramo la mitad de la travesía. Desde este gran collado se distingue con claridad la proximidad del Circo Posterior de la Pedriza con su entrada natural que es el collado del Miradero junto a las Torres y otras muchas formaciones de roca. También se aprecia en la cuerda sur de Asómate de Hoyos, el solitario Alto y collado del Matasanos.
ASÓMATE DE HOYOS Y LOS BAILANDEROS
A partir del collado de las Zorras, el recorrido gana de nuevo en presencia apareciendo varios grupos de roca dispersos en la pendiente por la que transcurriremos. En 25 min. llegaremos a la parte más alta de la montaña esquivando el último obstáculo de roca por la izquierda. Este lugar recibe el nombre de Navahondilla, doblaremos a la derecha y en 5 min. sin apenas pendiente pisaremos la cumbre de Asómate de Hoyos(2.230m). De aquí parte en dirección sur una bella ruta utilizada por muchos montañeros que accede a la Pedriza a través del collado y Alto de Matasanos y collado del Miradero para finalizar en Canto Cochino.
Nosotros continuaremos en dirección este después de mirar hacia atrás y despedir a Cabezas de Hierro y a la larga Loma de Pandasco que quedan allá. Descendemos 183 m hasta el collado de los Lobos en 30 min. para iniciar el ascenso de lo que será una bonita y escarpada cumbre: Los Bailanderos(2.126m). Haremos la subida abriéndonos hacia la izquierda afrontando varios escalones coronados por fuertes pero cortas pendientes sin dificultad y así contoneando a la derecha acceder a la cumbre en casi 6 horas de trayecto. Empezamos a comprender el por qué del nombre de Cuerda Larga y aprovechamos el descanso para hacer chequeo de fuerzas mientras contemplamos las moles de Asómate de Hoyos que queda atrás y la Najarra que aún falta por llegar.
LA NAJARRA
154 m de largo descenso en los que emplearemos 30 min., poco inclinados e incluso en ocasiones llanos, pasando al lado de varios conglomerados de roca hasta llegar al último de ellos donde se haya el collado. Podremos contemplar a nuestra derecha el Hoyo de San Blas, y a nuestra izquierda, el camino que pasa por el refugio de Morcuera y baja al Paular atisbando la garganta del Purgatorio como el lugar en el que despuntan unos roquedos. Antes de afrontar la última subida, sentiremos la nada despreciable tentación de coger el cómodo camino que parte desde el collado de la Najarra y que a media ladera desciende directamente al puerto de la Morcuera en 1 h. Sin embargo, como el montañero es persona con tesón y a pesar de lo desgastadas que están las fuerzas en este momento de la travesía, continuará a buen seguro hacia la última cumbre de esta Cuerda Larga.
La primera pendiente es bastante inclinada al final de la cual se encuentra el pequeño refugio de la Najarra, emplazado estratégicamente nos recuerda a algún otro de los Alpes; emplearemos cerca de 30 min. para subir a los 2.060m donde se encuentra. Tras atravesar un último grupo de rocas, la pendiente da paso a una explanada que nos situará en la cumbre de la Najarra(2.106m) en 20 min. Podremos disfrutar de la "última" gran vista en este vértice geodésico que sin duda nos habrá costado lo suyo ascender. El descenso al puerto de la Morcuera lo haremos en 40 min., iniciándolo por el lado derecho del primer peñotillo que encontraremos en la bajada (desde la cumbre sale una valla horriblemente fea que nosotros seguiremos por la derecha), el segundo peñotillo lo pasaremos por la izquierda y continuaremos así hasta abajo pasando un tercer grupo de rocas con las últimas luces del día dando por finalizada nuestra aventura.

GUÍA PRÁCTICA
Accesos
N-607 hasta Colmenar Viejo-Miraflores de la Sierra-Puerto de la Morcuera, o también Rascafría-Puerto de la Morcuera.
N-VI hasta Collado-Villalba y N-601 Collado-Villalba a Segovia pasa por el Puerto de Navacerrada.
Lo primero que habremos de plantearnos al diseñar el contenido de nuestra aventura será la logística del transporte. Para ello emplearemos la habitual de dos coches: el primero en Morcuera esperándonos y el segundo en el puerto de Navacerrada donde empezaremos nuestro periplo.
La posibilidad del transporte público implica la necesidad de tener que bajar andando a Miraflores de la Sierra o a Rascafría al final de la travesía aunque el acceso al Pto. de Navacerrada para el inicio es cómodo contando con el tranvía de Cercedilla e incluso con las líneas de autobuses que cubren el trayecto.
Dificultad y consejos
Es un bello recorrido sin apenas dificultades técnicas y por tanto apto para todos los públicos, sin embargo, su completa consecución resulta exigente y requiere un nivel medio de forma física.
Es recomendable no abusar de los descansos, obligarnos a andar durante periodos de 2h y también a parar durante periodos de 10-15 min. a "picar" algo fundamentalmente energético. Es recomendable realizar la travesía con buenas condiciones climatológicas por el poco abrigo al viento que ofrece el recorrido y la posibilidad de desorientación en casos de niebla cerrada; en invierno, las malas condiciones climatológicas pueden convertirse en extremas. Es imprescindible la protección solar por la gran exposición a que nos veremos sometidos en toda la jornada así como beber agua continuamente para luchar contra la deshidratación, para ello nos proveeremos convenientemente en el lugar de inicio habida cuenta de que en el recorrido no encontraremos. También es recomendable no transportar mucho peso, lo cual es directamente proporcional al disfrute de la jornada.
Distancia
La medida exacta con regla es 17,625 km. Redondeo a 17,5. He medido la línea de cordal sin tener en cuenta el camino.
El dato de tiempo ha de ser interpretado como referencia y nunca exacta dado que varía notablemente de unas personas a otras y de unas condiciones invernales a otras. Está calculado para personas medianamente entrenadas sin considerar descansos, con todo el recorrido nevado pero la huella abierta, sin grandes grosores de nieve salvo en algunos tramos y con buen tiempo para la práctica de la actividad. Referencia válida para el mismo recorrido en verano acortándolo en más de una hora, válida para travesía con raquetas de nieve, válida también para esquí de travesía considerando una minoración de tiempos en la subida y según las condiciones mucho mayor en la bajada.
El desnivel se ha representado con un signo + para el ascenso y un signo – para el descenso, en un intento de facilitar la comprensión del dato.
Equipo en invierno
Equipo completo de montañismo invernal, es decir: Botas de invierno (plástico o cuero), ropa de abrigo, guantes de invierno, gafas de nieve y polainas. Es recomendable llevar brújula para salvar situaciones de confusión provocadas por la niebla, igualmente la linterna puede ser esencial si nos retrasamos por cualquier motivo en finalizar la travesía. Los bastones de esquí, nos ayudarán a andar en todo momento pero si la nieve está muy blanda, se convertirán en amigos insustituibles. De la misma manera, los crampones pueden ser útiles si nos encontramos nieve dura aunque las pendientes nunca son elevadas.